Inicio ¿Qué es autismo?

¿Qué es autismo?

Conoce la definición de Trastorno del Espectro del Autismo (TEA)

⚠️ La siguiente información no dispensa consultarse con un médico experto para el diagnóstico

El autismo –nombre técnico oficial: Trastorno del Espectro del Autismo (TEA)– es una condición de salud caracterizada por déficit en la comunicación social (socialización y comunicación verbal y no verbal) y conducta (interés restricto y movimientos repetitivos). No existe sólo una, sino muchas subclases de ese trastorno. Es tan abarcador que se usa el término “espectro”, por los varios niveles de comprometimiento– existen desde personas con condiciones asociadas (comorbilidades), como discapacidad intelectual y epilepsia, hasta personas independientes, que tienen una vida común–. Algunas ni siquiera saben que son autistas, ya que jamás recibieron un diagnóstico.

No se conoce por completo todavía la causa del autismo, ya que es un trastorno multifactorial. Sin embargo, estudios recientes demuestran que factores genéticos son los más importantes en la determinación de sus causas (estimados en más de un 97%), aunque unos factores ambientales(menos de un 3%), aún controvertidos, también pueden encontrarse asociados, como por ejemplo la edad paterna avanzada o el uso de ácido valproico en el embarazo. Existen actualmente más de 900 genes ya mapeados e implicados como factores de riesgo para el trastorno.

Tratamiento y señales

Alguns sinais de autismo já podem aparecer a partir de um ano e meio de idade, até mesmo antes em casos mais graves. Há uma grande importância de se iniciar o tratamento o quanto antes — mesmo que ainda seja apenas uma suspeita clínica, ainda sem diagnóstico fechado —, pois quanto antes comecem as intervenções, maiores são as possibilidade de melhorar a qualidade de vida da pessoa. O tratamento psicológico com mais evidência de eficácia, segundo a Associação Americana de Psiquiatria, é a terapia de intervenção comportamental — aplicada por psicólogos. A mais usada delas é o ABA (sigla em inglês para Applied Behavior Analysis — em português, análise aplicada do comportamento). O tratamento para autismo é personalizado e interdisciplinar, ou seja, além da psicologia, pacientes podem se beneficiar com intervenções de fonoaudiologia, terapia ocupacional, entre outros profissionais, conforme a necessidade de cada autista. Na escola, um mediador pode trazer grandes benefícios, no aprendizado e na socialização.

Algunas señales de autismo pueden surgir en los niños ya desde un año y medio de edad, incluso antes en casos más graves. Resulta muy importante empezar el tratamiento lo antes posible –aunque todavía se trate sólo de una sospecha clínica, sin un diagnóstico definitivo–, ya que cuanto más temprano empiecen las intervenciones, más grandes serán las posibilidad de mejorar la calidad de vida del afectado. El tratamiento psicológico que más evidencia de eficacia presenta, según la Asociación Americana de Psiquiatría, es la terapia de intervención conductual. El tratamiento para autismo es personalizado y interdisciplinario; además de la psicología, se pueden beneficiar los pacientes con fonoaudiología, terapia ocupacional, entre otros, según la necesidad de cada autista. En el colegio, puede que un mediador brinde grandes beneficios al aprendizaje y a la interacción social.

Algunos síntomas se pueden tratar con medicamentos, que los debe prescribir un médico. Serían: irritabilidad, agitación, autoagresividad, hiperactividad, impulsividad, desatención, insomnio y otros. Entre los medicamentos que se utilizan, el más común es la risperidona.

Al final del 2007, la ONU declaró que todo 2 de abril sería el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, cuando monumentos en todo el mundo se iluminan de azul (color que se eligió por existir un promedio de 4 hombres para cada mujer con TEA).

El símbolo del autismo es un rompecabezas, un puzle, que denota su diversidad y complejidad.

Debajo se encuentran algunas señales del autismo. Tres de ellas en un niño de un año y medio ya justifican una consulta con un médico neuropediatra o un psiquiatra infantojuvenil. Testes como el M-CHAT (con versión en portugués) se encuentran disponibles en internet para que profesionales los apliquen.

• No mantener contacto visual por más de 2 segundos;
• No atender cuando se le llama por su nombre;
• Aislarse o no interesarse por otros niños;
• Alinear objetos;
• Depender demasiado de rutinas, a punto de entrar en crisis;
• No jugar con juguetes en forma convencional;
• Hacer movimientos repetitivos sin función aparente;
• No hablar o no hacer gestos para mostrar algo;
• Repetir frases o palabras en momentos inadecuados, sin la debida función (ecolalia);
• No compartir sus intereses usando señales, ni cuando otra persona señala algo;
• Girar objetos sin una función aparente;
• Mantener interés restricto o hiperfoco;
• No imitar;
• No jugar con la imaginación.

Cifras e informaciones de Brasil y del mundo

  • El término “Trastorno del Espectro del Autismo” se pasó a utilizar desde 2013, en la nueva versión del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, publicación oficial de la Asociación Americana de Psiquiatría, el DSM-5, cuando se fundieron cuatro diagnósticos bajo el código 299.00 para TEA: Autismo, Trastorno Desintegrativo de la Infancia, Trastorno Generalizado del Desarrollo Sin Especificación y Síndrome de Asperger. En la actual Clasificación Internacional de Enfermedades, CIE-11, el autismo recibe el código 6A02 (antiguo F84 en CIE-10), actualizada en junio de 2018, también bajo el nombre de TEA.
  • Cerca de una tercia parte de las personas con autismo permanecen no verbales (no desarrollan el habla) —según estudios de 2005 y 2012.
  • Se estima que una tercia parte de las personas con autismo poseen algún nivel de deficiencia intelectual.
  • Hay algunas condiciones clínicas más frecuentemente asociadas al autismo, como: disturbios gastrointestinales, convulsiones, disturbios del sueño, Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH), ansiedad y fobias —según estudios de 20122017 y 2018.
  • En 2007, la ONU decretó todo 2 de abril como el Día Mundial de Concienciación del Autismo (en inglés, World Autism Awareness Day), cuando varias tarjetas postales del mundo se iluminan de azul en pro de la causa para llamar la atención de la sociedad sobre el tema, como el Cristo Redentor en Brasil, el Empire State en EE.UU., la CN Tower en Canadá, la Torre Eiffel en Francia, las pirámides de Egipto, entre otros.
  • En Brasil, la “Ley Berenice Piana” —Ley 12.764, de 2012, que creó la Política Nacional de Protección de los Derechos de la Persona con Trastorno del Espectro del Autismo, reglamentada por el Decreto 8.368, de 2014— garantiza los derechos de los autistas y los equipara a personas con deficiencia.
  • En Estados Unidos, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades del gobierno (CDC, en la sigla en inglés: Centers for Disease Control and Prevention) estima la prevalencia de autismo en niños en ese país —cifras difundidas en abril de 2018 referentes a investigación de 2014. La cifra de varones es cuatro veces más grande que de niñas.
  • Estudios en Asia, Europa y Norteamérica muestran cifras entre el 1% (1 a cada 100) y un 2% (1 a cada 50) con autismo.
  • La ONU, por medio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), considera la estimación de que cerca del 1% de la población mundial esté dentro del espectro del autismo, la mayor parte aún sin diagnóstico.
  • En Brasil hay hasta hoy sólo un estudio de prevalencia de TEA, un estudio piloto, de 2011, en Atibaia (SP), de 1 autista para cada 367 habitantes (o 27,2 por 10.000) —la investigación se condujo sólo en un barrio de 20 mil habitantes de la ciudad–. Según estimación de la OMS, Brasil puede que tenga más de 2 millones de autistas.
  • Spectrum News,todos los estudios científicos de prevalencia de autismo publicados  site RevistaAutismo.com.br.
  • Estados Unidos todavía no poseen ninguna estimación fiable sobre la prevalencia de autismo entre adultos, destacando que esa es una condición vitalicia para la mayoría de la gente. A cada año, cerca de 50 mil jóvenes con TEA cruzan la mayoridad de 18 anos en EE.UU. En Brasil, no hay cifras sobre el tema.
  • Un estudio de Autism Speaks, de 2012, llegó a un coste anual del autismo para EE.UU. de US$ 126 mil millones, y para Reino Unido £34 mil millones (US$ 54 mil millones).
  • El promedio de edad de diagnóstico en EE.UU. es de 4 años, según estudio de 2018 en 11 estados. En Brasil, un estudio piloto conducido únicamente en la ciudad de San Pablo (SP), también de 2018, llegó a la cifra de 4 años y 11 meses y medio (4,97) como promedio de edad de diagnóstico de autismo, aunque con una variación bastante grande —más estudios se deben conducir.
  • Hay síndromes y otros trastornos neurológicos de origen genética vinculados al autismo, como: Síndrome de Rett, CDKL5, Síndrome de Timothy, Síndrome X Frágil, Síndrome de Angelman, Síndrome de Prader-Willi, Síndrome de Phelan-McDermid, entre otras.
  • Según estudio de 2019 con más de 2 millones de personas de 5 distintos países, de un 97% a un 99% de los casos de autismo pueden que posean causa genética, siendo el 81% hereditario; y del 1% al 3% apenas puede que tengan causas ambientales, aún controvertidas, como la edad paterna avanzada o el uso de ácido valproico en el embarazo. Existen a días de hoy más de 900 genes (precisamente 913, en feb/2019) ya mapeados e implicados como factores de riesgo para el trastorno.

(Traducción al español: Sandra Martha Dolinsky)